Uso de tacones

La utilización de tacones altos puede dañar las articulaciones de la cadera y de las rodillas. Es importante saber, que cuando usamos tacones nuestra posición corporal se ve alterada. Cuando estamos en la postura correcta (sin tacones o con un tacón no mayor de 2 cm), el eje de la columna está completamente vertical y no se ve formada. Sin embargo, en la postura alterada (con tacones superiores a 2 cm), el tacón obliga a una hipercorrección de la columna por sobre carga de las vertebras. Esta postura obliga a una mala disposición postural afectando a las rodillas, tobillos, cadera y espalda media.

¿Cómo afecta en la cadera?

La primera articulación de carga (la que soporta el peso de nuestro cuerpo) es la articulación de cadera, la segunda articulación es la rodilla. Lo cual hace que la postura alterada al caminar con tacones altos provoca excesiva presión dentro de la rodilla, un lugar habitual donde aparece osteoartritis en la mujer.

¿Cómo afecta en las rodillas?

La presión en la articulación de la rodilla aumenta hasta un 26% en mujeres que usaban tacones altos.

  • Aumenta un 22% en el antepié al llevar tacón de 2.5 cm.
  • Aumenta un 57% al llevar tacón de 5 cm.
  • Aumenta un 76% al llevar tacón de 7.5 cm.

Por lo tanto, a mayor tacón mayor aumento de presión y mayor probabilidad de padecer osteoartritis, ya que todo el peso del cuerpo lo soporta la rodilla y el antepié.

Lo ideal es utilizar un tacón no superior a 2 cm para evitar problemas futuros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*