Una tobillera para cada necesidad

Si practicamos deportes intensos pueden aparecer pequeñas lesiones y molestias en nuestras articulaciones, tanto en las rodillas como en los tobillos. Es en deportes como el tenis o el baloncesto donde se relizan movimientos bruscos que pueden ocasionar lesiones puntuales o crónicas.

Lo habitual en deportistas profesionales o personas que realizan este tipo de deportes con mucha frecuencia es que utilicen de manera permanente tobilleras o productos de movilización con el fin de proteger las articulaciones. De esta manera, no sólo se protegen los tobillos, sino que sujetan y mantienen los músculos en calor para evitar roturas.

Dependiendo de las necesidades de cada uno de los usuarios, podemos encontrar tobilleras más o menos rígidas y que impidan el movimiento del tobillo de manera total o parcial.

En el caso de las tobilleras deportivas, por ejemplo, habrá aspectos como la transpirabilidad o la sujección que sean más importantes por su propia funcionalidad; mientras que en tobilleras específicas para rehabilitación y postoperatorios se buscará que compriman más, ya que no están destinadas a la realización de actividades que impliquen grandes esfuerzos físicos.

Existe una tobillera para cada necesidad y por ello es muy importante contar con la supervisión de un profesional que nos indique qué tipo de tobillera debemos usar y la manera correcta de utilizarla en función de nuestra lesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*