Sillas de ruedas de baño

Las sillas de ruedas de baño son un elemento muy útil para aquellos pacientes que tienen problemas de movilidad y que necesitan ayuda para asearse en la ducha. Dependiendo del modelo de silla y el tamaño de rueda, el usuario podrá moverse por sí mismo o necesitará la ayuda de otra persona para impulsarse.

Existen diferentes modelos, clasificados según sus características:

  • Sillas de ducha con rueda pequeña. Este tipo de rueda permiten el traslado y facilita la higiene de las personas con movilidad reducida. Además, pueden utilizarse como elevador de WC.
  • Sillas de ducha con rueda grande. El usuario puede desplazarse por sí mismo y facilitan las tareas de higiene personal.
  • Sillas de ruedas de baño basculantes. Éstas están pensadas para pacientes con movilidad escasa. Poseen basculación, así como reposacabezas y reposabrazos para que el usuario se encuentre lo más cómodamente posible. Además, es un producto que pueden utilizar niños, puesto que existen sillas de baño infantiles, en diferentes tamaños para amoldarse a la perfección al tamaño de cada niño.
  • Sillas de ruedas de baño XXL. Indicadas para pacientes con un peso elevado. Destacan por su resistencia y ligereza, llegando a soportar hasta 325 kg. Para garantizar la comodidad del usuario, disponen de asiento, respaldo y reposabrazos acolchados.

Es un producto que se puede utilizar en domicilios, residencias de la tercera edad y en hospitales, puesto que su destinatario final es el paciente con problemas para valerse por sí mismo a la hora de la higiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*