La faja post-parto

Durante el embarazo el útero se expande y nuestro abdomen permite que la vida que alberga en el interior del cuerpo pueda ir haciéndose un hueco. Sin embargo, cuando el niño nace, nuestro abdomen debe volver a su estado original y en algunas ocasiones esa tripita no desaparece. Es ahí donde intervienen las fajas post parto. Este tipo de faja es una prenda especial para utilizar después de dar a luz y que permite que la figura femenina vuelva a su estado original.

Para empezar a utilizar la faja debemos tener en cuenta tanto el tipo de cuerpo, como las necesidades de cada mujer. Lo ideal es esperar unos días después del parto y moderar su uso para llevar la prenda de manera gradual. Es recomendable pedir consejo a tu médico para que pueda aconsejarte lo que más te conviene.

¿Qué tipo de faja escoger?

  • Si ha sido un parto natural podrás utilizar la faja que te sea más cómoda. Sin embargo, si te han practicado una episiotomía, no es recomendable utilizar fajas tipo braga o pantalón, ya que ralentizaría el proceso de cicatrización.
  • Si ha sido un parto por cesárea, la adaptación del útero a su estado original es más tardía. En este caso, lo ideal es utilizar la faja pasada la cuarentena.

Es importante que se mida la cintura antes de elegir la talla de la faja, ya que ésta no debe oprimir, solo sujetar. Si tiene dudas puede elegir una faja con velcro para poder adaptar la prenda de forma más ergonómica.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*