¿Cómo elegir unas medias de compresión?

Muchas son las personas que tienen problemas de circulación en las piernas. Esta dolencia se convierte en un verdadero problema porque provoca dolor y pesadez en las articulaciones y varices. La mejor solución es optar por unas medias de compresión, pero es necesario informarnos bien para escoger las adecuadas.

Las medias de compresión son de una material elástico que permite ejercer presión sobre las piernas, tanto en movimiento como en reposo. Su composición suele ser de materiales como poliamidas o elastano, lo que asegura el ajuste; además, también suele poseer características antibacterianas para combatir el mal olor y los hongos.

¿Qué presión es la idónea para mí?

Existen tres medidas diferentes de compresión: débil, fuerte o medio.

  • La compresión débil es la gama más baja de compresión, esta opción es idónea si genéticamente tiene predispoisición a esta dolencia; para mejorar la circulación de las piernas cansadas si se dedica a una profesión que necesita muchas horas de pie; también para mujeres embarazadas o cuando observa alguna que otra pequeña araña varicosa.
  • La compresión media es necesaria cuando comienza a observar verdaderas manifestaciones de P.V.C. como dolor severo, cansancio excesivo de piernas o cuando las varices han alcanzado un tamaño y visibilidad considerables.
  • La compresión fuerte es la medida más potente y está especialmente indicada para personas con enfermedades venosas muy graves o que acaban de pasar por una operación complicada. Si piensa que es posible que necesite productos con esta presión visite a su médico de cabecera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*