¿Cómo elegir una rampa? (I)

Las rampas de acceso son un elemento cada vez más extendido en la sociedad. Sin embargo, quedan aún muchos aspectos que mejorar de esta ayuda que resulta imprescindible para los usuarios de sillas de ruedas o con limitaciones de movilidad.

En muchas ocasiones el usuario se tiene que ver obligado a tener su propia rampa portátil o a encontrar adaptaciones de rampa para la vivienda en lugar de realizar obras y construir una rampa. Por ello, en el post de hoy te dejamos los tipos de rampas que existen:

  • Rampas de doble raíl

Estas rampas suelen estar fabricadas en aluminio y pueden ser fijas o plegables para poder quitar y guardar una vez se haya utilizado. Las rampas de doble raíl están diseñadas para que cada una de las ruedas de la silla vaya por uno de los raíles.

Antes de utilizar la rampa debemos asegurarnos de que está bien fijada y que, en caso de que los raíles estén separados, se encuentran a una distancia adecuada para que las ruedas circulen de manera correcta y no se produzcan accidentes.

  • Rampas enrollables

Estas rampas son muy útiles a la hora de transportar y guardar después de haber sido utilizada. Al ser una rampa enrollable, ocupa mucho menos espacio que las rampas convencionales para su almacenaje. Además, se trata de una rampa muy ligera y con una superficie antideslizante y completamente segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*