Aparatos ortopédicos de apoyo a la rehabilitación

La rutina en la que nos encontramos sometidos diariamente, asociado al estrés, ritmo y carga de trabajo físico y mental, y el adoptar posturas inadecuadas en las actividades domésticas y laborales, nos exponen a padecer alguna enfermedad del sistema osteomuscular (sistema esquelético más sistema muscular).

Esto nos puede llevar a que el médico nos recomiende el uso de aparatos ortopédicos como parte de la terapia de rehabilitación.

Las patologías del sistema osteomuscular son las que involucran las afecciones óseas, musculares y tendinosas. Las más frecuentes son las de miembros superiores, columna cervical, lumbar y miembros inferiores en menor proporción.

Existe una infinidad de aparatos y accesorios ortopédicos, y se ha demostrado que algunos pueden ayudar a la recuperación de la persona afectada.

Las plantillas ortopédicas para el calzado, son indicadas para aquellos casos de alteraciones posturales, así como para casos de desbalances o asimetría de miembros inferiores.

Las muñequeras se usan alrededor de las muñecas y sí aportan protección y descanso a todo el grupo de músculos y tendones que pudieran estar afectados, sobre todo en aquellos casos de síndrome de túnel carpiano. Asimismo, los deportistas usas guantes con muñequeras para protección y mayor estabilidad de esa zona.

Las rodilleras ayudan a estabilizar momentáneamente las rodillas, pero deben usarse solo con prescripción médica, ya que el uso inadecuado puede agravar la afección.

En conclusión, podemos decir que, para saber si realmente necesitamos aparatos ortopédicos de apoyo, es necesaria la asistencia de un especialista en la materia, pues solo ellos sabrán si la situación se requiere su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*